Vés al contingut

L’Ecovila Amat a la GEN

Mai 13, 2016

L’Ecovila Amat ja està a la xarxa global d’ecoviles, la GEN!
ja existim com ecovila!
mica a mica, passet a passet, poc a poc i bona lletra!

http://sites.ecovillage.org/en/node/8645

http://www.ecovilamat.org

Mai 13, 2016

Sabiem del cinisme del PSC a Catalunya; tan més fidel a la unidad de epaña que a les seves sigles, que ha perdut fins a l’últim militant històric i només manté 4 vots despistats.

Cinisme que ha aconseguit superar el PSOE a Espanya, que també anteposa la unidad de epaña a la democràcia, la honestedat i la possibilitat històrica d’encetar una era de progrés a Espanya, en llençar-se als braços de la nova dreta neo-pepera de C’s i deixar de banda el seu suposat aliat natural, Podemos.

Però ara veiem com el PS francès els supera en cinisme, en fer gairebé un cop d’estat legislatiu per aprobar per decret una llei laboral regressiva malgrat una enorme oposició al carrer, al parlament i al propi PS. Vergonya a la història dels socialismes, d’on caldrà esborrar els autoanomenats Partits Socialistes.

Que odien Podemos i els bolivarians perque aquests sí son socialdemòcrates, i la seva mera existència posa en evidència el cinsime mentider dels PS. Haurem de fer responsables també als PS Francès i de la resta d’Europa de l’ascens de la ultradreta, per renunciar a exercir com a Socialdemocràcia en aquesta crisis sistèmica i letal del neolliberalisme, i deixar com a aparent única alternativa als populismes de dretes. Ara que se l’esperava per, si mes no, acotar el neolliberalisme, ha seguit fidel al que sempre sospitàvem que era i ara sabem del cert que és: els majordoms dels multimilionaris.

Tan al nivell de la politica institucional que fan, com a nivell més particular, com amb Felipe González, assesor de Slim, o Serra, creador de les SICAB que anula tota la feina feta com a socialistes espanyols, ja que permet als ultrarics evadir hisenda legalment.

Vergonya de partit. No mereixen ni un sol vot. Ni aquí ni a França. Sort que aquí a l’Estat Espanyol si que tenim una nova esquerra parlamentària, que a més amb la unió amb IU fa pensar que poguem tornar a tenir, potser després de 80 anys, un partit d’esquerres amb pes polític a les Corts Espanyoles. Sens dubte el millor vot en aquestes properes eleccions per Madrid, des del punt de vista de les esquerres, de la democràcia, de la improbable regeneració política a espanya, i de la possibilitat de catalans, vascos o aranesos d’exercir el dret a decidir.

Porque Catalunya se independiza de España

gener 12, 2016

A los/as hermanos/as españoles/as que les cuesta entender los motivos del independentismo catalán, y a los castellano hablantes del mundo, curiosos por la inminente implosión del Reino de España.

La independencia no es, como es lógico y a pesar de la insistencia del No-Do, un delirio o estrategia de Mas. Es un clamor histórico que viene de muy lejos.

España insiste en que somos el país más antiguo del mundo. Omite varias cosas. Hubo, en efecto, una unión dinástica en el SXV, porque el último rey de la dinastía catalana moría sin descendencia tras 6 siglos de continuidad, y para establecer unas necesarias relaciones cordiales entre vecinos, respetando las leyes de cada reino.

Durante tres siglos los monarcas castellanos debían jurar las constituciones y costumbres catalanas, y así lo hicieron. En contraste con el argumento tantas veces repetido hoy de que Catalunya no es ni ha sido nunca sujeto político propio, y que sus singularidades políticas no merecen ser respetadas. Eso no evitó, sin embargo, que ya en 1640 hubiera la primera revuelta para tratar de poner fin a esa unión, la Guerra dels Segadors, cuando los catalanes empezaron a ver la voluntad de que las leyes, lengua y costumbres de Castilla fueran impuestas a la Corona de Aragón y demás reinos ibéricos federados. Catalunya pierde esa guerra, y una de sus consecuencias es que el 20% del territorio Catalán es cedido a Francia, incluyendo la que era la segunda ciudad catalana, Perpinyà.

Pero es en 1714 cuando, a raíz de una guerra dinástica de ámbito y repercusión global, en la que se luchaba entre el modelo borbónico, centralista y autoritario de Francia y Castilla o el de los Austria, más confederal y parlamentario, Barcelona sufre un estado de sitio durante más de un año y es finalmente conquistada por las fuerzas borbónicas españolas y francesas. Sin rendición. La heroica defensa ciudadana y miliciana de los catalanes, sin ejércitos regulares durante una guerra de 10 años no logra frenar los dos mayores y más brutos ejércitos de la época.

Tras esa derrota, Catalunya pasa de estar en una unión dinástica con España en una especie de “commonweath” ibérica con un mismo rey pero distintas leyes, constituciones y formas de gobierno (más pactistas y ciudadanas que el autoritarismo central borbónico) a estar sometida, igual que una colonia, a las leyes, constituciones, formas de gobierno e incluso idioma de los conquistadores. No es victimismo, es realidad histórica. Se puede ganar una guerra e imponer condiciones al vencido. Pero no se puede después pretender borrar la realidad histórica de esos hechos.

La primera política pública es el Decreto de Nueva Planta que prohíbe la lengua y suprime las constituciones y libertades catalanas datadas del S IX. Así como la destrucción del 20% de lo que quedaba de Barcelona tras la guerra, el Barri del Born, para construir en su lugar la única ciudadela del mundo que en lugar de estar diseñada para defender una ciudad, lo fue para reprimirla y controlarla. Desde entonces una serie de regímenes, la mayoría autoritarios y revestidos de un nacionalismo étnico supremacista y culturalmente genocida, han tenido una sola cosa en común: la voluntad de eliminar del mapa global la lengua y cultura catalanas (y vasca y gallega) para asimilarla a la cultura y lengua castellanas, como lo fueron los cientos de lenguas y culturas indioamericanas exterminadas para siempre, y castellanizadas. Lo que tiene nombre y apellido: Genocidio Cultural. Y en lo que España tiene uno de los récords a escala global e histórica por el gran holocausto de las américas que aún hoy no admite como tal y que aún hoy es motivo de orgullo y gloria nacional. Lo que demuestra la incapacidad estructural de esperar cambios democratizadores en lo nacional y lingüístico en España.

Desde entonces Barcelona ha sido bombardeada en varias ocasiones por su ejército y por el fascismo internacional aliado al español. Su mayor pedadogo, Ferrer i Guardia o uno de sus mayores presidentes, Compays, fusilados. Cientos de miles han tenido que emigrar, desde la Guerra dels Segadors, la de Sucesión a la Guerra Civil. Infraestructuras, industrialización, escuelas, hospitales, ferrocarriles, autopistas, canales o bibliotecas han tenido que hacerse por industriales, asociaciones, sindicatos a la contra del estado, ausente o saboteador de la economía y la sociedad catalana, a pesar de ser la locomotora principal del estado. Miles de millones generados en Catalunya se destinan anualmente a otras regiones, haciendo que no dispongamos aquí de los recursos que corresponderían a un país moderno y productivo. Bajo el slogan “solidaridad” se oculta un injustificable y abusivo expolio fiscal y control económico de tipo casi colonial; bajo el slogan de “igualdad de los españoles” se nos priva de nuestra cultura y singularidad, como a otras regiones y naciones históricas de la península. Bajo el slogan “el imperio de la ley” se oculta que la propia demografía impide estructuralmente que Catalunya pueda aportar o decidir nada sustancial en el reino español. Absurdidades como que “todos los españoles deberían votar sobre la independencia de Catalunya” o que “hay cosas que no se pueden votar” se repiten impunemente en la política española. El PSOE, campeón del cinismo, trata de ocultar lo que repetía sin cesar hasta hace un año, cuando era imposible un escenario que hoy en cambio no sólo es posible sino necesario para la gobernabilidad de España: un referéndum acordado con el estado, que podría pactarse hoy perfectamente. Sin embargo se prefiere degradar la democracia antes que escuchar la temida respuesta de los catalanes a un referéndum si-no; y los mismos que nos niegan ese referéndum se agarran a las últimas elecciones como referéndum definitivo.

Tenemos aquí decenas de escuelas en barracones que no existen en el resto del estado y que sorprenden a quienes nos visitan de más allá del Ebro; peajes cada 50 km; cercanías de Renfe que no funcionan; corredor mediterráneo inexistente para trasladar el 50% del PIB español hacia Europa; un millón de personas bajo el umbral de la pobreza en Cataluna, que equivalen a toda la población de Extremadura y que no pueden recibir la atención debida en un país que genera lo que genera Catalunya; y que tiene precios de mercado de vivienda o alimentos muy superiores al resto del estado; nuestra solidaridad con el resto del estado, mediante subvenciones o mediante la acogida de una inmigración española -entre ellos dos abuelos míos- que dobló la población de Catalunya en medio siglo, se agradece con insultos, racismo etno-lingüístico institucional, y con afirmaciones de que estamos sometidos, votemos lo que votemos, a una unidad estatal al parecer sagrada y que desciende de los cielos; una unidad por la Gracia de Dios, ante la que la democracia de los humildes mortales gobernados es inútil. Como en el SXV. Y como ya batallamos en la guerra de sucesión o hace menos entre el anarquismo confederal catalán y el centralismo nacionalista del fascismo español.

Un racismo etnolingüístico impregna las estructuras del estado; sabemos que nunca un catalán (a no ser que como Rivera sea un catalán anticatalanista) podrá ser presidente; mientras que en Catalunya si que un andaluz, Montilla, pudo serlo. Sabemos que el instituto Cervantes no cederá al euskera, gallego o catalán; que España no defenderá que el catalan, con 11 millones de hablantes, sea admitida como lengua oficial, conviertiéndose en la mayor anomalía lingüística de la UE; o cuando el gobierno de la república prefirió en plena guerra civil que las fábricas de armamento cayeran en manos de Franco antes de llevarlas a zonas seguras de Catalunya. Franco reprimió a toda España, cierto, pero no en todas partes trató de eliminar la lengua y costumbres regionales.

Y tras algunos años de alegría pseudo-democrática, con una constitución, la del 78, pactada con las pistolas del fascismo nacional-católico sobre la mesa, cuyo gran tema es la unidad de una España antes roja que rota, siendo los militares los responsables de los artículos de la constitución que hablan de la sagrada e indivisible unidad, vemos como el PSOE amagaba en realidad un PP en lo nacional.

Y sobretodo los últimos capítulos, que son los que realmente explican el creciemiento exponencial del hartazgo definitivo de los catalanes hacia el reino español: cómo los aparatos del estado fulminan un Estatut de Catalunya que pretendía lograr ese encaje entre Catalunya y España de una forma armónica y respetuosa para ambas partes. Unos pocos jueces desprestigiados de la corte del reino deciden anteponer el caprichoso nacionalismo español, enemigo de la biodiversidad cultural humana, a una visión de estado y de respeto hacia la plurinacionalidad real de la península. Y es aquí cuando pierde definitivamente a Catalunya, cuya centralidad política pasa de un moderado autonomismo a un radical separatismo. Un tren al que se sube Mas, medio por oportunismo político, medio por honesta escucha democrática del clamor en la calle. Pero nunca, como tratan de describir de forma obcecada y simplona los panfletos de Madrid, siendo él un pastor que nos lleva como corderos atontados hacia un precipicio creado por su imaginaciójn… De todo esto son grandes responsables los nacionalismos supremacistas o nacional-toreros de PP y PSOE. Para que, cuando ya no estemos en España, los españoles/as hagan pagar por ello a sus responsables y empiecen a votar la única opción democrática que hay en la política ibérica, Podemos.

Hoy sólo hay una vía para mantener la unidad de la península: que lo que quede de España se integre voluntariamente y mediante referéndum a la República Catalana. Pudiendo estar tranquilos los españoles, porque no es costumbre catalana eliminar lenguas y culturas que no sean las propias; ni forma parte de nuestra cultura, ni siquiera en los tiempos gloriosos de la expansión de la corona catalano-aragonesa en el SXIII, un centralismo enfermizo y forzado, ni unas constituciones que amparen más a reyes y viejas constituciones que a lo que el pueblo determine mediante el voto.

Al contrario, Catalunya es un pequeño país, pero puede enorgullecerse de haber creado uno de los primeros parlamentos constitucionales; una de las primeras naciones unidas mediterráneas, el Consulat de Mar; el primer sindicato a nivel mundial, el Sindicat Remença; la primera revuelta exitosa de estos campesinos para vencer al feudalismo, 1480; la primera y única revolución anarquista a nivel nacional, 1936, o una monarquía pactista, con un rey limitado por constituciones y órganos civiles electos, que es lo que más molestaba a los monarcas castellanos y borbónicos, y lo que explica la supresión de las constituciones catalanas. Todo eso es lo que nos ha sido negado por conquistas militares que han logrado militarmente suprimir nuestras libertades y constituciones.

Y eso es lo que hoy, tras tantas pantallas, vuelve a estar en el centro del debate: ¿Quien tiene la última palabra en los asuntos políticos verdaderamente trascendentes? ¿El Rey y sus constituciones y jueces? ¿O el pueblo cuando quiere reformarlas mediante el voto? Subyace en las demandas catalanas la segunda opción, creada y mantenida a pesar de tanto facha, durante siglos. Y subyace en los argumentos españoles de la defensa de la constitución, la unidad sagrada del estado y el “imperio de la Ley” (imperio y ley no es un oximoron?), la primera.

¿Qué pasará en España el día en el que el 50 o 60% de los súbditos españoles quieran crecer y convertirse en ciudadanos de una República? Si España no supera de forma adecuada este momento histórico, esa opción les será negada por la constitución y “el imperio de la ley”. Si España admite democratizarse tras el asunto catalán, los gobernados en España podrán tal vez decidir cómo quieren ser gobernados. Lo que se conoce como democracia.

Hoy, tras 3 siglos de represión y colonización castellana de Catalunya, Valencia y Baleares, del intento frustrado de genocidio cultural del hecho catalán, emprendemos de nuevo camino en solitario para poder finalmente ser, existir, sin tener que pedir permiso a nadie. Pudiendo comenzar a volver a ofrecer al mundo construcciones sociales, artísticas o socioeconómicas y sociopolíticas.

Y creemos que una Catalunya soberana e independiente podrá ayudar no sólo a liberar Catalunya y modernizar España, sino a redefinir una UE estatista-banquera, y un mundo de 200 estados imperiales que en la mayoría de los casos reprimen hasta el definitivo genocidio cultural a 5.000 grupos etnolingüísticos que como Catalunya, Bretanya, Córcega, Euskadi, Palestina, Sáhara Occidental, Tibet, Mapuches, Guaranís, Toltecas, Mayas, Rafinhas, Kurdos y tantos otros deben luchar por no ser borrados del mapa. Nacionalismos defensivos y periféricos que deben luchar contra los nacionalismos centrales, genocidas y supremacistas como el turco, el español, el francés, el argentino, brasileño, marroquí, chino o inglés. Y a quienes se acusa de los males de los nacionalismos como aquellos a los que combaten.

Hoy, afortunadamente, esta lucha se decidirá mediante pautas democráticas o semi-democráticas, con lo que la batalla parece estar ganada por quienes defienden las urnas y no las armas y la imposición.

esp asimilada

Ciutadans, partido para tontos.

Desembre 18, 2015

Espero que nigun@ de mis amig@s virtuales sea tan burr@ de pensar en votar a Ciutadans. Si es asi, no me importa que deje esta amistad virtual si le molesta este comentario, ya que amigos de verdad del llamado mundo real, no los tengo tan burros como para votar C’s.

Porque tontos? Porque son franquistas sin saberlo, racistas y nacionalistas agresivos, pensando que no son nacionalistas y que combaten al nacionalismo.

Cuando su nacionalismo, el español, es de los que precisamente denuncian, los de tipo supremacista que recuerdan al nazi, serbio, turco, ruso, francés o español; los que se agrandan eliminando de la faz de la tierra y para siempre todas y cada una de las demás culturas que puedan reprimir militarmente; como todas las indioamericanas, que aún esperan una disculpa y restitución, en lugar del orgullo del genocidio que aun se celebra cada 12 O. Y las ibéricas, donde resisten almenos 3 viejas naciones históricas a su voluntad de genocidio cultural, lo único que verdaderamente motiva al nacionalismo español y, como partido radicalmente nacionalista español, a Ciutadans.

Si no fuera así defenderían al catalán en Madrid y Bruselas, como defienden al castellano en Catalunya por las mismas razones y con el mismo ímpetu. Y como sabemos no es ni será así, ni de lejos.

Sus ilusos votantes aún piensan que son de centro, y alguno aún mas tonto, de izquierdas y de regeneración democrática. Cuando abandonan el Parlament català el dia que se hace una condena al franquismo para evitar hacerla, junto con sus antecesores y primos politicos del PP. Y mientras algun colega de Rivera y la falange, con el brazo alzado en la tribuna da gritos histéricos de viva españa. Algo que llevaría a la ilegalización de un partido en cualquier país democrático, pero que en esta España casposa y neo-franquista es aceptado por los humillantes pactos del 78 de aministía e impunidad del terrorismo de estado nacional-católico. Partido prefabricado por el Ibex y la banca que va de ciudadano e informal. con un campeón de sofismo y una pareja de modelitos que parecen sacados de un anuncio del Corte Inglés.

Si para los catalanes el crecimiento de este falso partido es preocupante, para España es una vergüenza y un motivo más del divorcio irremediable con Catalunya. Pues aquí conocemos bien a C’s desde hace 10 años, y la única cosa clara que sabemos de él y que él sabe de sí mismo es que es anticatalanista. En la peor tradición, la que trata de eliminar e ir coartando el catalán en las pequeñas partes del mundo en el que existe, a diferencia del castellano, y donde ha logrado, tras siglos de incomprensible y caprichosa represión estatal, recuperarse. El combate a la inmersión lingüística, tabla de supervivencia de una lengua y cultura que durante 3 siglos ha sido prohibida por su estado, y a la vez un indudable mecanismo de integración de la inmigración española y extracomunitaria en Catalunya ha sido lo único que han llevado en su programa de forma clara.

En Catalunya C’s es el partido de la inmigración española desagradecida y colonial. no como mis abuelos, murciano y argentina, ambos independentistas por solidaridad con el país que les ha acogido y permitido crear una familia y prosperar sin pedir nada a cambio, ni siquiera hablar una palabra de catalán en 50 años.

C’s hace todo lo posible para disimular si son de izquierdas o derechas; la campaña electoral se les hace larga, porque descienden en intención de voto a medida que la gente va conociéndoles más y viendo que son de derechas y muy distintos a Podemos, aparte de su manejo de los platós y tertulias. Por tanto que este único eje, el anticatalanismo convierta a este indesable partido lerrouxista-falangista, nietos de franquistas y niños del opus y virgencitas marias de cristo, etc (para esto sirven estas escuelas), a ser un partido emergente en España es una verdadera vergüenza y debería ser ilegal. Como lo seria si atacara la lengua y cultura de cualquier otra región o nación española o global. El genocidio cutural en cambo está permitido y es alentado en este estado decadente que agoniza en su propia salsa con sus reyes, tribunales, régimen de 2 partidos, leyes que amparan genocidios culturales y protegen y alientan falangistas, mientras hacen oídos sordos a demandas populares de millones como el dret a decidir.

El único voto útil del unionismo para evitar un divorcio inminente, por las buenas o por las malas entre Catalunya y España es el de Podemos. Pues a la larga y sin mediar tanques, mentiras, llamadas al miedo, represión a millones de ciudadanos y la amenaza a una guerra civil para mantener las cosas como están es mediante un cambio estructural a esta España casposa y de derechas que la convierta en una república democrática asimilable a su entorno; cosa que sólo podría venir de una o varias mayorías absolutas de Podemos. Pero eso, infelizmente es hoy improbable por la de monjas, militares, guardia civiles y ciudadanos de derechas e incluso franquistas que aun viven y votan en este país. Como es lógico, pues la guerra civil y la dictadura fascista más larga del globo tras la birmana sirvió para extirpar durante almenos medio siglo a la inteligencia y la sensibilidad progresista de la península.

Así que mejor centrarse en la hipótesis más deseable para todos: independencia de Catalunya y en todo caso integración voluntaria de lo que quede de España a la República Catalana. Donde podrían estar tranquilos las demás regiones y naciones ibéricas, pues no está entre las tradiciones catalanas, almenos desde el siglo XIV, subyugar regiones, explotarlas económicamente, vivir de ellas, eliminar sus lenguas y minorizar su aportación a la cultura global para imponerle el catalán. Seria una república democrática y plural, incluso con Convergència por enmedio, como es hoy catalunya con la Vall d’Aran, donde a ningun catalán, ni siquiera de derechas, se le ocurre aplaudir que el pueblo aranés no pudiera, como sí puede, optar por su autodeterminación si es que hay un movimiento social y político amplio y democrático que así lo reivindique.

Así pues, ni un sólo voto a los partidos nacionalistas agresivos españoles, que llevan en su programa acabar por las malas con el “problema catalán” e ir imponiendo gradualmente las leyes, lengua y costumbres castellanas: PP, PSOE C’s. En lugar de aprender, como tampoco se hizo en América hasta el llamado “gran desastre”.. con las miles de cultures que sabían mucho más que los curas y colonizadores españoles..

Cuando se presume de que España es el país más antiguo de Europa, no se menciona que desde la primera unión dinástica en 1420, hasta la guerra de conquista y exterminio de la cultura, leyes, constituciones y lengua catalana, los reyes de Castilla tenían que venir a Catalunya a jurar las leyes y constituciones catalanas. Lo que molestaba a los monarcas absolutos castellanos y equivalía a preservar estructuras democráticas y ciudadanas limitantes de la autoridad real, no muy distintas al actual debate entre Catalunya y España: escuchar al pueblo y cambiar las leyes si este lo reclama; o bien imponerle la voluntad del monarca (o la constitución franquista). Desde la conquista de Barcelona en 1714, esas constituciones milenarias, por cierto, bastante anteriores y más democráticas que la de Cadiz y la del 78, comienzan a ser pisoteadas y eliminadas, y se inicia una relación plenamente colonial entre Castilla y Catalunya que arrastramos aún hoy, y esperemos que por poco tiempo más; y que justifican claramente, junto a tantos otros agravios, el derecho de autodeterminación.

Otro dia de bochorno e incoherencia de la falsimedia gobal

Desembre 7, 2015

Hoy es uno de esos días en el que los ciudadanos críticos pueden darse cuenta de cómo han sido manipulados, engañados y adulterados durante años por la gran maquinaria mediática narcótica y de adoctrinamiento.

En Venezuela, tras 16 años, la oposición gana las elecciones legislativas. Pero no era una dictadura? Desde cuando en una dictadura gana unas elecciones la oposición?

Y es que, más allá de las mentiras de la falsimedia global, al igual que en el Chile de la Unidad Popular de Allende, esta es una revolución pacífica y democrática; igual que en ese Chile, no se trata de un demoníaco gobierno marxista, por mas que insista la CIA y los medios de manipulación de masa globales, dirigidos por anunciantes como Repsol, Telefónica, Santander, BBVA o el franquista Corte Inglés, que son los verdaderos perjudicados por los gobiernos bolivarianos.

Una desinforación que para los catalanes no debería ser difícil de entender, porque se usan idénticos mecanismos que en el proceso catalán, de raíces y legitimidad seculares, impulsada por millones y por 850 de los 900 alcaldes de Catalunya, pero vendido día a día desde los panfletos de Madrid como el “órdago de Mas para tapar la corrupción de Pujol”. Da igual lo que digan otras voces, da igual lo que diga la razón o la observación, da igual que haya millones en las calles cada año o un 80% del Parlament reclamando el derecho a votar.

La técnica consiste tan sólo en dominar medios de comunicación y repetir día tras dia un argumento falaz e inventado, que pueda colarse en mentes sencillas y dominadas, hasta que adquiere entidad de realidad. El sistema Goebbels de comunicación social.

El único pecado de Venezuela es y ha sido que durante 16 años, en una veintena de elecciones libres y vigiladas internacionalmente con lupa, el pueblo ha optado por gobiernos que han prometido y han implementado, con mayor o menor acierto, una alternativa al neoliberalismo. Frenando los abusos del capital, sustituyendo importaciones, acercando educación y salud a poblaciones que nunca vieron un médico en 100 años de sultanato petrolero, creando Petrosur, Telesur, Banco del Sur, ALBA, Banco de la mujer, formación en cooperativismo, etc.

Dejando además libres a oligarcas de medios de comunicación y grandes empresas, implicados en sangrientos golpes de estado, salvajes boicots patronales y con lazos con la CIA, para que estos pudieran desestabilizar el país día tras día. Dejando también que, igual que en el Chile de Allende, estas oligarquías pudieran bloquear mercados, sabotear la economía, meter la CIA y sus largos tentáculos en grupos de estudiantes, en una supuesta oposición teledirigida y ordinaria como es toda la derecha latinoamericana y española. Y que ahora veremos vociferar y legislar, para poder entender mejor cuáles son las opciones reales en Venezuela y en los pocos países que a diferencia de la Europa de Goldman Sachs, estaban logrando escapar de los tentáculos de la oligarquía global a la que estamos sometidos el resto de estados.

Sobre la posició de les CUP en el Procés

Novembre 5, 2015

Espero que les CUP en aquesta assemblea oberta a militants i simpatitzants pugui trobar alguna via per sortir de l’actual bloqueig en què està el procés.

Confio en que la cosa està anant cap endavant i que hi ha algo d’estratègia meditada en dilatar el procés al màxim per desnortejar el govern espanyol en funcions, i no permetre a la premsa i els jutges espanyols disparar fàcilment en no tenir el blanc fàcil del president Mas constituit.

També confio en que aquest segrest polític d’en Mas pels 10 diputats de la CUP serveixi per al que és realment fonamental, que no és castigar-lo i fer-li una vendetta a ell i CIU per ser neolliberals, perque ens caldran neolliberals -civilitzats- en una Republica Catalana lliure i d’iguals, i no seria d’esquerres enviar-los a Sibèria o a l’exili, sino per establir les veritables demandes necessàries en aquest moment del procés.

Que no son fer passar a la República només les forces d’esquerres, perque no es així com es fa un pais i com es lluita contra un Estat Espanyol unit de dreta a esquerra en la indisoluble unidad de España por Gracia de Dios; i perque aquestes son coses que s’hauran de decidir més tard, quan s’enceti el Proces Constituent. I quan anem construint vot a vot i al carrer el pais que voldrem les majories socials catalanes, sense la rèmora actual del llast colonial al que encara ens té subjecte l’Estat i els partits d’obediència a Madrid: els nacionalismes radicals i afortunadament marginals de PP, C’s i PSOE a Catalunya (ex-PSC).

En aquest moment del procés el que cal garantir no és que la independència sigui d’esquerres, ja que ha de ser transversal i de país, sino que sigui possible; i que el P. Constituent sigui participatiu i ciutadà, i no fet en despatxos de les elits o amb militars com fou la Taició o Transacció Espanyola de 1978.

Preocupa aquesta posició tan ferma i intransigent de les CUP, en què, a no ser que amaguin una estratègia guanyadora -tant de bo!-, sembla que estan més ferms en una de les dues promeses en campanya, no investir a Mas, que l’altra, que és la que a mi em va fer acabar votar-los: que no fallarien al Procés. Ara mateix, en apariència, li estan fallant i el tenen bloquejat.

Preocupa que estiguin mostrant una actitud autoritària i xantatgista amb els 10 diputats que sí, son claus, però que cal posar a lloc amb humiltat al costat dels 62 que han optat per Junts pel Si i Mas.

Preocupa que poguem perdre suport de la molta gent de centre i independentista que li cal algú com Mas per donar-li garanties de serietat, estabilitat i certeses dintre de la incertesa absoluta, estatal i internacional, que suposa seguir endavant amb el procés.

Preocupa que les CUP mostrin així insensibiltat al vot popular majoritari (el que suposa una greu contradicció en termes amb tota la resta del procés sobiranista, on estem reclamant aquesta sensibilitat democràtica als que tenen les claus del nostre captiveri estatal); que denotin arrels en un socialisme autoritari i sord al que el pais demana, i que poguem perdre aquesta oportunitat unica que ens ha ofert els ultims resultats, clars, però justos i sotmesos al desgastant atac diari mediàtic, polític i judicial de les forces colonials.

Que si falla i ens porta a noves eleccions, entre d’altres coses farà que molts votants de JxSi i CUP donem l’esquena a aquests partits per no haver estat capaços de tenir alçada d’estadistes enlloc de visió de partit i capelletes.

Molts votants no militants de les CUP volem davant de tot que el proces segueixi endavant, i se’ns en fum si ara el lidera en Mas, en Romeva o algú més a l’esquerra. Això ara no és rellevant. Cal unitat de país en aquesta pantalla de 18 mesos. Si és investit, Mas no guanyarà el dret a ser el president etern d’una catalunya eternament neolliberal, que no és el que hem votat ni el que es donaria si queda investit. Pero si que s’ha guanyat el dret, ni que sigui per l’atac que rep dia a dia des de Madrid, per la fermesa de l’actual posició i per com ha ajudat a resposicionar la centralitat política del pais en l’independentisme més enlla dels sectors que ja ho erem fa temps, a ser, com ell volia, l’últim president d’una catalunya autonòmica. I a tenir alguna estàtua i avinguda amb el seu nom.

Deixem-li acomplir aquest rol i ambició personal, deixem que sigui uns mesos més el referent internacional que ja és del procés, deixem que sigui el parallamps dels atacs foribunds i cada cop mes violents del Regne d’Espanya. I, sabent que es jubila després, que el pais redefinira els espais politics, que CIU ja no existeix i va a la deriva, i que en Mas acabarà cremat d’aquesta pantalla, ja farem després sense ell un país on el centre polític estigui, com determina la sociologia del pais des de fa segles, a l’esquerra i al centre esquerra. Però primer la independència amb unitat de país, i després posicions d’esquerres en el Procés Constituent i en la determinació de les politiques del pais un cop tinguem sobirania per aplicar-les.

Salut, independència i socialisme utòpic!

Ecovila Amat

Setembre 18, 2015

Comença la construcció d’una nova Ecovila a la Garrotxa

http://www.ecovilamat.org

P1090666 P1090865 P1170019P1160434

independents d’Espanya, de la UE i dels mercats financers

Setembre 18, 2015

Ens amenacen amb fer-nos fora de la UE? Cap problema. Qui necessita la UE per civilitzar-se i no enviar tancs a regions rebels és l’Estat Espanyol. A Catalunya, on s’ha creat el primer sindicat del mon (1440), un dels primers parlaments del mon i la unica revolució anarquista al mon, fa segles que no ens calen normatives nord-europees per ser demòcrates. La UE limita la nostra sobirania i independència. I després del cas grec i de la manca d’exigències democràtiques internes a l’Estat Espanyol amb el cas català, ha demostrat que ni serveix ni defensa ni interessa als pobles que com Grècia o Catalunya son fidels a la democràcia però no tant als mandats de la gran banca i els grans estats.

Al contrari, el que ens interessa és ser expulsats de la UE,perque això suposaria l’unic que realment ens cal: el reconeixement internacional com a nou Estat. No es pot expulsar una regió d’un estat membre, només es pot expulsar un nou estat.

Molt més interessant i engrescador tenir la sobirania i llibertat de Noruega, Suïssa o Andorra, estant a l’EFTA i Schengen, amb o sense Euro, i poder definir les nostres politiques monetàries, macroeconòmiques i macro-polítiques. Enlloc de reconèixer, com ara, que bona part de la sobirania ja està perduda d’entrada en favor dels grans lobbies, gran banca i les cancelleries franco-alemanes que no votem però que determinen els marges de la nostra realitat. La interdependència global no és això; no suposa la sotmissió als poders econòmics globals i continentals. Noruega i Suissa son riques, sobiranes, interdependents, poden fer politiques i referèndums vinculants sobre el que vulguin. Jo el que vull és aquesta independència, no la de Grècia.

Com diu la CUP, ens cal la independència d’Espanya, de la UE i dels mercats financers un cop la nostra economia es restableixi de la sacsejada de la independència i no ens calgui estar endeutats i obeir la banca. Creant un pais petit, però dinàmic, democràtic i globalment enxarxat i confederat, però veritamblement sobirà!

www.wikiacracia.net

Setembre 18, 2015

Ja està en marxa el blog per editar conjuntament i descarregar-se lliurement,
per capítols, la primera versió del meu proper llibre:

Wiki Acràcia,

L’arribada de societats lliures,

obertes, entre iguals i dels comuns.

http://www.wikiacracia.net

De moment només en català, ja s’anirà traduint a d’altres idiomes.

Aportacions, traduccions i suggerències benvingudes!

Setembre 18, 2015

El Nacionalismo Español (PP-PSOE, C’s, Faes-Falange) es nuestro enemigo, porque se agranda pisoteando, sometiendo y eliminando otras naciones. Se imagina a sí mismo inexistente y a la vez determinado por gracia divina. Como todos y cada uno de los demás nacionalismos supremacistas, asimilacionistas y genocidas culturales, como el Francés o el de cualquiera de los 200 estados imperiales que hoy gobiernan el mundo y que ahogan expresiones culturales, lenguas y naciones milenarias internamente. Pretendiendo desde ciertas izquierdas un internacionalismo al que no están invitados mapuches, guaranís, tibetanos, occitanos, kurdos, escoceses, vascos, gallegos o catalanes por no haber logrado tener o mantener un estado propio.

El Estado Español es nuestro adversario por como naturaliza y encauza ese nacionalismo español asimilacionista y genocida cultural mediante leyes, regulaciones, constituciones, escuelas, televisiones, guardias civiles, jueces y tanques. Igual que en México, China, Marruecos o Rusia con sus minorías nacionales.

Los y las hermanas españolas son nuestras aliadas en la democratización de España. Ya que sólo sin democracia puede mantenerse a millones dentro de un estado que ya no sienten como propio y al que no quieren pertenecer. Hermanas que deberán elegir entre perder parte del cortijo, o perder parte de la ilusión de vivir en democracia. A quienes no imaginamos reclamando una unidad estatal impuesta por la fuerza o por graves e intolerables déficits democráticos que quedan bien reflejados en las palabras de hace un mes del presidente de las Cortes Españolas: “voten lo que voten el 27S, lo vamos a parar”.

Estas elecciones con su carácter indudablemente plebiscitario son una oportunidad para ayudar a España a crecer política y democráticamente. A ayudar a hacer el proceso de disculpas y revision del holocausto indioamericano que aún está pendiente, y que está siempre relegado a un segundísimo plano tras el orgullo de presumir de que el castellano sea la segunda o tercera lengua más hablada en el mundo. Por imposición de sangre, cuchillo y cruz mafiosa y fraticida.

Es hora de que España crezca y deje ir, de aprender y democratizarse, de echar estas derechas que hipotecan el futuro del pais desde hace siglos y que como dijo Azaña “han acampado en el estado” y creen que les pertenece. Inhabilitando en política a todo aquél que no condene de forma clara y explícita al franquismo y a toda veleidad antidemocrática como no respetar la democracia en Catalunya. Una posición política del todo inadmisible, sólo explicable por la consolidación de las conquistas de Franco, y que supone la expulsión de la UE, que es lo único que hoy nos salva de ver entrar de nuevo los tanques por la Diagonal.

La independencia de Catalunya puede ser, entre muchas otras cosas, el inicio de un nuevo proceso de descolonización interna en el que pasemos de los 200 estados imperiales de hoy a miles de pequeñas naciones enlazadas en red desde su libre confederación de iguales, y ya no más sometidas al capricho nacionalista asimilador de Turquia, España, Francia o Brasil, que ya han demostrado ser estructuras ineficientes, injustas y sin la cultura necesaria para preservar la biodiversidad cultural humana. A la que quieren diezmar en provecho y para gloria de unas pocas expresiones nacionales, lingüísticas y culturales.

No se puede ser de izquierdas en España y no ser independentista de las naciones que tanto han sufrido aquí estos procesos, se sea de donde se sea; igual que no se puede ser de izquierdas y no ser feminista, se sea del género que se sea. Y no se puede ser demócrata sin luchar por el derecho de que cada comunidad humana que lo desee pueda votar por la forma en la que quiere constituirse políticamente, sin que leyes, constituciones o ejércitos filo fascistas, como es nuestro caso, limiten el curso de la historia y de la conformación de las sociedades.