Skip to content

Juliol 8, 2016

España vuelve a estar confrontada con sí misma y encallada ante la negativa a aceptar su naturaleza plurinacional, diversa y de izquierdas. Contando al PSOE, ha habido 12 millones de votos a esta otra España, la que Franco, los Borbones o Primo de Rivera entre tantos otros trató de eliminar y acallar para siempre de la península y de las tierras donde ha ondeado la bandera española, y que de vez en cuando resurge en la historia.

Si no fuera por la inagotable y sorprendente capacidad de mentir del PSOE, poli bueno del mismo franquismo que defiende abiertamente PP y C’s (con 11 millones de votos) ya tendríamos gobierno y ya lo hubiéramos tenido en febrero. Sin embargo, quedó claro que para el PSOE no sólo la unidad de España, sino también los resortes antidemocráticos que logran retener Euskadi y Catalunya en este reino están por encima de la voluntad de consolidar la democracia española y hacer políticas de izquierdas. Afortunadamente el PSOE sigue el rumbo del PSC, perder toda la credibilidad, militantes y votantes, tras lo cual sigue también la misma estrategia que el PSC: continuar igual hasta perder el ultimo voto, confiando en que siga habiendo gente de poca cultura y educación que siga creyendo sus cínicas mentiras y votándoles.

Ha ganado el PP, cierto, pero sigue siendo incapaz de formar gobierno. Porque? Porque nadie les soporta aparte de si mismos, y a menudo ni siquiera. Porque han gobernado de forma autoritaria y sin alargar la mano a ningún otro partido. El PP sólo es bueno para robar dinero público y para mantenerse fraudulentamente en el poder, uniendo a las derechas y ultraderechas, junto a su nueva marca blanca, C’s. Pero el país ha votado las izquierdas plurales. Solo que en 5 o 6 partidos distintos, porque así es la diversidad. Sería suficiente con sus 6,6 millones de votos, sin contar el PSOE, para crear un gobierno de esa otra España que hace siglos que no tiene representación política ni oportunidad de formar parte de la historia oficial de España. Pero que sigue ahí, sobreviviendo y creando realidades bajo el radar y fuera del alcance de tribunales y medios de comunicación.

El gran problema ahora para esa otra España progresista, además del hecho más grave, que es que a 11 millones de españoles no les importe el uso franquista del estado que hace dia a dia PP, es el PSOE. Que traiciona sin despeinarse a quienes crearon y lucharon por este partido durante un siglo, rechazando asumir su rol histórico, atacando más a su hipotético aliado, Podemos, que a su supuesto enemigo, PP. Por suerte, para seguir esta mentira, deben mantener la pose de no pactar con PP, y eso nos aboca a terceras elecciones. Donde muy probablemente estaremos en el mismo escenario a grandes rasgos.

España está pues encallada por no aceptarse a si misma y a esa otra España que ha sido negada, y que es tan ajena al PSOE como lo es al PP. Una España a la que incluso llaman no constitucional, cuando lo es más que quienes alargan el franquismo. Esperemos que al menos esto nos ayude a entender que de cara a próximas elecciones tal vez haría falta, ya que la política se parece en eso más al fútbol que al parlamentarismo, y sólo cuentan partidos ganadores y no el voto en su conjunto, enlazar bien todas estas formaciones de izquierdas y plurinacionales, que quieren desatar lo que franco dejo bien atado. Dejando que los partidos del stablishment neo-fraquista: PP, PSOE, C’s, sigan divididos, para lograr una gran victoria de esa otra España que logre avanzar en los grandes temas que hoy nos traban: Referendums en Catalunya y Euskadi para democratizar lo nacional o territorial; y con ello impulsar un Proceso Constituyente. En estas naciones y en lo que quede de España, ese mal invento que sólo ha logrado someter y borrar del mapa naciones y poco más a lo largo de su historia.

Y que sea allí, tras esa alianza para alcanzar el Proceso Constituyente -que en Catalunya ya se está desplegando-, donde nos dividamos y debatamos entre los liberales de PNV y CDC, la izquierda moderada de ERC y Podemos, y la izquierda radical de Bildu y CUP y de movimientos sociales eco libertarios. Dejando de lado a quienes nunca han creído sinceramente en la democracia y que en otros países estarían si no en prisión, inhabilitados. Como debería estar todo el PP, PSOE y C’s hasta que condenen sin fisuras el Franquismo, como evitaron hacer hace unos años en el Parlament Català, que si hizo su condena formal, y acepten el juego democrático en todo, sin trabar el voto en aquello que no quieren, como ocurre hoy con el derecho a decidir. Para luego ir dando lecciones a Venezuela sobre lo que allí deben votar.. Esperemos que Venezuela no tarde en preguntar a España cuando dejará votar a los catalanes ya que los partidos que menos nos dejan votar aquí, son los que más insisten en decirles a los venezolanos lo que deberían votar…

Anuncis
No comments yet

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: